¿Pueden los cigarrillos electrónicos ayudarte a dejar de fumar? – Salud en los medios

Publicado el noviembre 3, 2020 por

Práctica clínica

Nota de la traductora: La presente entrada es una traducción de la original publicada en S4BE y corresponde a la ganadora del concurso de estudiantes (2017) para ganar la inscripción gratuita al simposio Cochrane Reino Unido e Irlanda 2017.

——————————————————————————————————————————————–

 

Un importante mega-estudio recientemente publicado ha investigado si los cigarrillos electrónicos pueden ayudar a dejar de fumar, y cuál es su impacto en nuestra salud.

Los cigarrillos electrónicos salieron al mercado en 2006, y sus ventas han aumentado rápidamente desde entonces.

El cigarrillo electrónico se ha convertido en una popular alternativa libre de tabaco a los cigarrillos convencionales. Sin embargo, su uso todavía no ha sido recomendado por los doctores, porque su seguridad está en duda, y porque falta información que cuantifique su eficacia en ayudar a dejar de fumar.

Recientemente se ha publicado un mega-estudio con la expectativa de resolver ambas preguntas: ¿cuánta es la eficacia de los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar?, y ¿cuáles son sus riesgos?

El estudio ha sido publicado en la Biblioteca Cochrane. La Colaboración Cochrane despunta por producir potentes mega-estudios llamados revisiones sistemáticas; para producirlas, Cochrane selecciona los mejores y más recientes estudios de todo el mundo acerca de una cuestión, y los combina en un único mega-estudio. Los datos que se publican en esta Biblioteca influyen notablemente en el entorno sanitario, de tal forma que los sanitarios toman muchas decisiones de tratamiento basándose en sus trabajos.

Este mega-estudio o revisión sistemática fue publicado en 2016, y se trata de la actualización de una versión previa de 2014. En él se combinan datos de 24 estudios realizados en más de 8 países, incluyendo Bélgica, Estados Unidos, Reino Unido, Nueva Zelanda, Italia, Suiza, Francia y Sudáfrica.

La revisión sistemática concluyó que los cigarrillos electrónicos que contienen nicotina sí podrían ayudar a dejar de fumar.

La evidencia muestra que los usuarios de cigarrillos electrónicos con nicotina tenían más probabilidades de dejar de fumar durante al menos 6 meses, en comparación a usuarios de cigarrillos electrónicos sin nicotina.

La revisión también comparó los cigarrillos electrónicos con los parches de nicotina para ver cuál es más eficaz para el abandono del hábito tabáquico.

Sin embargo, solo un estudio de los 24 seleccionados comparaba los cigarrillos electrónicos con los parches de nicotina, lo que es una cantidad de evidencia insuficiente para responder a nuestra pregunta. Se trata de un campo que precisa más investigación.

Los investigadores hallaron que los cigarrillos electrónicos no causan efectos secundarios importantes a corto plazo.

Para valorar los efectos secundarios, se entrevistó a personas que habían usado cigarrillos electrónicos durante más de dos años, y en ese período de tiempo no se hallaron problemas de salud importantes relacionados con el uso de dichos dispositivos.

La revisión no puede asegurar si los cigarrillos electrónicos son seguros a largo plazo.

Esto se debe a que los 24 estudios no evaluaron sus efectos en la salud durante más de dos años, pero los autores del estudio esperan que esta pregunta se resuelva en el futuro, cuando exista más información sobre este tema.

¿Y qué significa toda esta información?

Bien, aunque estos hallazgos se basan en la mejor evidencia disponible, aún existen problemas. Se usaron 24 estudios, pero sólo dos de ellos eran ensayos clínicos controlados y aleatorizados. Estos se consideran el mejor tipo de estudio en ciencias, generando los resultados más claros. Como solamente había dos ensayos clínicos controlados y aleatorizados que estudian el efecto de los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar, los investigadores tuvieron que incluir algunos otros estudios, que no son tan buenos para darnos una respuesta.

Otro problema visible es el número de publicaciones seleccionadas: 24 estudios diferentes de 8 países distintos pueden parecer mucho, pero para los investigadores esta es una cifra “pequeña”. La norma general para una revisión sistemática es que cuantos más estudios incluya mayor será la evidencia que produzca.

Esto significa que se tiene que investigar más para tener una idea más aproximada de cuánta eficacia tienen los cigarrillos electrónicos en el abandono del hábito tabáquico. Algunos de los estudios necesarios ya están en marcha, pero sus resultados estarán disponibles en un futuro. Sin embargo, hasta que se publiquen tendremos que basar nuestras conclusiones en la información disponible.

La evidencia actual muestra que los cigarrillos electrónicos pueden ayudar a dejar de fumar sin efectos secundarios graves.

Aunque se ha publicado información contradictoria, los cigarrillos electrónicos podrían considerarse otra herramienta para quienes deseen abandonar o reducir el hábito tabáquico a corto plazo.

 

Traductora: Júlia Gómez – Universitat Autònoma de Barcelona 

Autora y artículo original: Chloe Knox, «Can e-cigarettes help quit smoking?».

Tags:

Chloe Knox

Chloe Knox is a fourth year medical student at Brighton and Sussex Medical School. Her academic interests include health promotion, sexual and reproductive health and substance use. She's the joint winner of our 2017 Cochrane UK & Ireland symposium competition. Ver más entradas from Chloe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribe to our newsletter

You will receive our monthly newsletter and free access to Trip Premium.