El sesgo de publicación: La respuesta a tu pregunta de investigación puede estar en el cajón de archivos de alguien.

Publicado el abril 7, 2022 por

Fundamentos de salud basada en evidencia

El sesgo de publicación, también conocido como sesgo de difusión, se define como: 

“La publicación o no publicación de resultados de investigación basados en la naturaleza y/o dirección de los resultados (1).”

Los estudios que reportan resultados que se perciben como positivos, estadísticamente significativos o que favorecen la hipótesis del estudio, presentan mayor probabilidad de ser publicados. Varios proyectos que evalúan la tasa de publicación de protocolos de ensayos clínicos controlados aleatorizados (ECAs), registrados prospectivamente en ClinicalTrials.gov, presentados a comités de ética o con resúmenes presentados en conferencias o congresos, muestran que las tasas de publicación se encuentran entre el 60% y el 98% para los estudios con resultados positivos y entre el 20% y el 85% para los estudios con resultados negativos (2).

El sesgo de publicación es solo una de las muchas formas de un fenómeno más general: el sesgo de reporte, que también incluyen el sesgo de retraso, el sesgo de ubicación, el sesgo de idioma, el sesgo de publicación múltiple, el sesgo de citación y el reporte selectivo de resultados, entre otros (Tabla 1) (1, 3). El sesgo de reporte se genera a partir de la percepción de que los resultados positivos y estadísticamente significativos tendrán un mayor impacto en la comunidad científica y en la práctica clínica, con los efectos correspondientes en la carrera académica de los investigadores. 

 

Tabla 1: Tipos y definiciones del sesgo de reporte (del manual Cochrane)

Para explorar más en profundidad el tema del sesgo de publicación, contactamos al Doctor Héctor Pardo Hernández (@hpardoh), investigador del Centro Cochrane Iberoamericano, quien recientemente defendió su proyecto de tesis “Estrategias para prevenir y controlar el sesgo de diseminación de ensayos clínicos controlados” 

  • ¿Por qué el sesgo de publicación es un problema?

Cuando un estudio no es publicado, su visibilidad e impacto potencial se reducen, desautorizando la contribución de los pacientes, que muchas veces participan sin la certeza de recibir un beneficio directo. Además, el sesgo de publicación puede resultar en investigación redundante, con el consecuente uso indebido de recursos económicos. Como tal, un estudio del año 2012 sobre la integridad de los reportes y el tiempo para la publicación de los protocolos de ECAs en el ClinicalTrials.gov encontró que menos de la mitad había publicado sus resultados; para aquellos que sí habían publicado sus resultados, los datos importantes tales como los eventos adversos y el flujo de los participantes se describieron de manera deficiente (4). Además, la eficacia del proceso de investigación se ve limitada por la falta de acceso a los datos esenciales necesarios para, solo por citar un ejemplo, el desarrollo o la actualización de revisiones sistemáticas (RS).

  • ¿Cómo afecta el sesgo de publicación a la práctica de la Medicina Basada en la Evidencia?

El sesgo de publicación generalmente conduce a la difusión de resultados positivos que soportan la hipótesis del estudio. Como tal, esto se traduce en una sobreestimación de los efectos del tratamiento durante el desarrollo de RS (Error Tipo 1). Por tanto, el sesgo de publicación compromete la validez de las RS y reduce la confianza en la evidencia obtenida de los ECAs.

  • Hablando de revisiones sistemáticas, ¿Cuáles son las estrategias que los autores pueden implementar para prevenir y controlar el sesgo de publicación?

Los estándares de las Expectativas Metodológicas de las Revisiones de Intervenciones de Cochrane (MECIR) recomiendan una búsqueda exhaustiva durante el desarrollo de las revisiones sistemáticas en varias bases de datos, incluyendo, pero no limitando a, el Registro Central de Ensayos Controlados de Cochrane (CENTRAL), MEDLINE, Registros Especializados de Cochrane y bases de datos relevantes para la pregunta de investigación, como CINAHL para enfermería o PsycINFO para intervenciones en psicología. Además, se recomienda a los autores que consulten ClinicalTrials.gov y otros registros de ensayos clínicos prospectivos, así como la literatura gris y las listas de referencias de los estudios elegibles.

  • ¿Qué pasa con las revistas que no se encuentran o no están indexadas en las principales bases de datos?

Existen diferentes iniciativas a nivel mundial para afrontar esta limitación. Por lo pronto, en el Centro Cochrane Iberoamericano lideramos una iniciativa a través de la cual las referencias de los ensayos clínicos controlados aleatorizados (ECAs) son identificadas revisando directamente los artículos de revistas Españolas y Latinoamericanas, página por página (búsqueda manual). Las referencias recuperadas se envían a CENTRAL para su potencial inclusión en las RS.

  • ¿El problema afecta solo a los ECAs?

No, el sesgo de publicación se presenta en muchas formas. Diferentes estudios han identificado el sesgo de publicación en RS y en investigaciones cualitativas, entre otros (5,6,7). Por lo pronto, una encuesta en los años 2006-2007 entre los autores correspondientes de revisiones sistemáticas encontró que, en conjunto, los 348 encuestados tenían un total de 199 revisiones sistemáticas no publicadas (con una mediana de 2.0 revisiones sistemáticas no publicadas por autor) (8).

  • Gordon Guyatt y Ben Djulbegovic han citado el sesgo de publicación como una de las principales amenazas para la práctica de la Medicina Basada en la Evidencia (9). ¿Qué iniciativas se están implementando para contrarrestar el sesgo de publicación?

Iniciativas como “AllTrials”, que invita al registro prospectivo de ensayos clínicos y  al reporte completo de métodos y resultados (10), “REduce research Waste And Reward Diligence (REWARD)”, el cual establece prioridades de investigación y busca el reporte completo de cualquier investigación (11), y los estándares éticos proporcionados por el Código de Conducta del Comité de Ética en Publicaciones (12) y la Asociación Mundial de Editores Médicos (13), han abogado por la publicación de todos los resultados de los ECAs independientemente de su dirección o magnitud (9,14). Adicionalmente, una de las propuestas que actualmente genera más interés es la inclusión de los datos anónimos de pacientes por individual procedentes de ECAs en registros de acceso abierto. Los datos anónimos de pacientes por individual facilitan la reproducibilidad de los análisis y nos hacen menos dependientes de los textos completos de los artículos para obtener resultados de los ECAs.

Otras estrategias, como las publicaciones de acceso abierto, pueden reducir el sesgo de publicación al mejorar el acceso al texto completo de los artículos y facilitan la difusión de los resultados negativos, no estadísticamente significativos, de los estudios. Por otra parte, las publicaciones de acceso abierto pueden empeorar el problema en los países en desarrollo, al imponer una carga económica para la publicación que tal vez no sea asumida por investigadores sin financiamiento (15).

 

 

 

Traductora: Daniela Marín Cadavid – Universidad del Valle (Cali- Colombia)

Autor y artículo originales: Andrés Viteri-García – Publication Bias: The Answer To Your Research Question May Be Sitting In Somebody’s File Drawer

 

 

[Bibliografía] 

  1. McGauran N, Wieseler B, Kreis J, et al. Reporting bias in medical research – a narrative review. Trials. 2010; 11: 37. [Internet]. [Consultado 19 Mayo de 2021]. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/20388211/
  2. Song F, Parekh S, Hooper L, et al. Dissemination and publication of research findings: an updated review of related biases. Health Technol Assess. 2010; 14: iii, ixxi, 1-193. [Internet]. [Consultado 19 Mayo de 2021]. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/20181324/
  3. Higgins J, Green S. Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions. 2011. [Internet]. [Consultado 19 Mayo de 2021]. Disponible en: http://handbook-5-1.cochrane.org/
  4. Riveros C, Dechartres A, Perrodeau E, Haneef R, Boutron I, Ravaud P. Timing and Completeness of Trial Results Posted at ClinicalTrials.gov and Published in Journals. PLoS Med. 2013;10:e1001566. [Internet]. [Consultado 19 Mayo de 2021]. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3849189/
  5. Tricco AC, Brehaut J, Chen MH, et al. Following 411 Cochrane protocols to completion: a retrospective cohort study. PLoS One. 2008; 3: e3684.[Internet]. [Consultado 19 Mayo de 2021]. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/18997866/
  6. Dawn K, Gamble C, Williamson PR, et al. Systematic review of the empirical evidence of study publication bias and outcome reporting bias – an updated review. PLoS One. 2013; 8: e66844. [Internet]. [Consultado 19 Mayo de 2021]. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23861749/
  7. Schmucker C, Schell LK, Portalupi S, et al. Extent of non-publication in cohorts of studies approved by research ethics committees or included in trial registries. PLoS One. 2014; 9: e114023. [Internet]. [Consultado 19 Mayo de 2021]. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25536072/
  8. Tricco, Andrea C. et al. An international survey indicated that unpublished systematic reviews exist. Journal of Clinical Epidemiology 2009; Volume 62, Issue 6, 617 – 623.e5. [Internet]. [Consultado 19 Mayo de 2021]. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19162440/
  9. Djulbegovic, Benjamin et al. Progress in evidence-based medicine: a quarter century on. The Lancet 2017; Volume 390, Issue 10092, 415 – 423. [Internet]. [Consultado 19 Mayo de 2021]. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28215660/
  10. Tracey Brown. It’s time for AllTrials registered and reported[editorial]. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013;(4): 10.1002/14651858.ED000057. It’s time for AllTrials registered and reported[editorial].

*Nota de traducción: el link citado en el artículo original de esta traducción ya no existe. Puedes encontrar esta referencia en la siguiente cita:

Brown  T. It’s time for AllTrials registered and reported. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 4. Art. No.: ED000057. Internet]. [Consultado 19 Mayo de 2021]. Disponible en: https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.ED000057/related-content

11. Moher D, Glasziou P, Chalmers I, et al. Increasing value and reducing waste in biomedical research: who’s listening? Lancet. 2015; 387:10027, 1573-1568. [Internet]. [Consultado 19 Mayo de 2021]. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26423180/

12. COPE, Committee on Publication Ethics. Code of Conduct and Best Practice Guidelines for Journal Editors. 2011. [Internet]. [Consultado 19 Mayo de 2021]. Disponible en: https://publicationethics.org/core-practices

13. World Association of Medical Editors, WAoME. Recommendations on publication ethics policies for medical journals. Arch Med Res. 2004;35(4):361–7. 

*Nota de traducción: el link citado en el artículo original de esta traducción ya no existe. Puedes encontrar esta referencia en la siguiente cita:

World Association of Medical Editors, WAoME. Recommendations on publication ethics policies for medical journals.[Internet]. [Consultado 19 Mayo de 2021]. Disponible en: http://wame.org/recommendations-on-publication-ethics-policies-for-medical-journals

14. Meerpohl JJ, Schell LK, Bassler D, et al. Evidence-informed recommendations to reduce dissemination bias in clinical research: conclusions from the OPEN (Overcome failure to Publish negative findings) project based on an international consensus meeting. BMJ Open. 2015; 5: e006666. [Internet]. [Consultado 19 Mayo de 2021]. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25943371/

15. Pardo H. Strategies to prevent and control dissemination bias in randomized controlled trials. 2018. [Internet]. [Consultado 19 Mayo de 2021]. Disponible en: https://ddd.uab.cat/record/189657?ln=en

Tags:

Andrés Viteri-García

Actualmente soy coordinador de la iniciativa ExME, docente de práctica sanitaria basada en la evidencia y métodólogo. Mis aficiones incluyen los idiomas, la historia y armar rompecabezas. Ver más entradas from Andres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribe to our newsletter

You will receive our monthly newsletter and free access to Trip Premium.